Las diez leyes de Murphy de la tecnología

12 diciembre, 2007

Leyendo la versión digital del 20 minutos me he encontrado con esta curiosa noticia xDD, y la verdad es que a veces no le falta razón. Hago un copy and paste basto:

1. Todo aparato se estropea siempre después de que expira su garantía

Da igual que la garantía sea de seis meses, un año o dos. Si tu televisión, lavadora, portátil, videoconsola… tiene que estropearse, siempre lo hará cuando la garantía no te sirva para nada que no sea envolver el bocata del almuerzo.

2. Un transbordador espacial nunca despega a la primera

Ni a la segunda, ni a la tercera… Hace unos días, el Atlantis volvió a demostrar esta máxima con un nuevo retraso hasta enero. Da igual que en Cabo Cañaveral reluzca el sol como nunca, da igual que los ingenieros aseguren que no hay fisuras en el casco, da igual que hablemos del Atlantis, del Discovery o del Endeavour, el retraso está asegurado al 99%.

3. La tarjeta de crédito dejará de funcionar el día que no lleves efectivo

Llegan las compras navideñas o las rebajas, es igual. El caso es que has estado esperando una cola de más de media hora y, cuando por fin te toca pagar, el lector no lee tu tarjeta de crédito. Sin darte cuenta la habías guardado en el mismo bolsillo o compartimento que el teléfono móvil y el magnetismo ha ejercido su fatal influencia. No pasa nada, confiado miras el monedero y… ¡oh, horror!, ¡no tienes nada en efectivo! Ahora sí pasa algo…

4. Cuando quieres demostrar a alguien que algo no funciona, funcionará

Es la máxima del ridículo: si existe la posibilidad de que quedes en evidencia, como un torpe, quedarás como un torpe. Ya puedes pasarte horas investigando por qué demonios la impresora no funciona o por qué no tienes conexión a internet en el puesto de trabajo, cuando finalmente te decidas a llamar al departamento de soporte para que te solucione el problema, todo volverá a funcionar normalmente como por arte de magia.

5. Ningún disco duro es lo bastante grande

“¡Bah!, con 20 gigas no voy a llenar el disco duro nunca”, “¡Bah!, con 80 gigas no voy a llenar el disco duro nunca”, “¡Bah!, con 200 gigas no voy a llenar el disco duro nunca”. Mentira, mentira y mentira. Da igual cuánta capacidad tenga tu disco duro, en el mundo hay demasiadas películas, juegos y aplicaciones como para que te quepan todos en el ordenador y demasiado poco tiempo para irlos copiando en DVD. Deja de comprar discos duros externos, resígnate, nunca tendrás el espacio que necesitas.

6. El teléfono móvil no estará ahí cuando más lo necesites

No existe un aparato capaz de ocasionar tantos disgustos como el teléfono móvil. Aunque no lo utilices casi nunca y sólo lo hagas para llamar y enviar mensajes ocasionalmente, el día que te sea totalmente necesario lo habrás dejado en casa, no tendrás cobertura, te habrás quedado sin saldo o se le habrá acabado la batería (siempre la incidencia que más complicada sea de solucionar).

7. Es imposible recordar todas las contraseñas

La contraseña del foro de coches en el que te registraste el otro día, la de tus tres cuentas de correo electrónico, el PIN del móvil, la clave del cajero… Aunque te esfuerces en que la mayoría de tus contraseñas sean la misma, poco a poco irás introduciendo pequeñas variaciones que harán imposible que recuerdes todas a la primera.

8. El cajero electrónico no funcionará cuando más lo necesites

Si tienes una urgencia y necesitas sacar dinero del cajero inmediatamente, el cajero del banco más cercano no funcionará. Por supuesto, tampoco estarán operativos o no podrás acceder al resto de cajeros de esa oficina y la más próxima estará a quince minutos de camino. En el mejor de los casos, tras esperar una cola de varios minutos, te tocará esperar otros pocos más mientras el cajero permanece fuera de servicio. Y, siendo un gran afortunado, podrás sacar dinero del cajero de otra entidad cercana… paganado comisión, claro.

9. La actualización de Windows llega siempre en el peor momento

Estás viendo una película en el ordenador, o jugando a un juego en red, o hablando por VoIP con un familiar que vive en la otra punta del globo. Esos son los momentos más oportunos para que las actualizaciones automáticas de Windows te hagan una visita. Inicialmente basta con cerrar la ventanita y pedir que te avise más tarde. Pero Windows insistirá cada vez más a menudo (siempre coincidiendo con el momento en el que peor te viene) en que reinicies el ordenador para que se apliquen los cambios de la actualización. Si lo que estás haciendo es de máxima urgencia, acabará por reiniciarse solo. No falla.

10. El servicio de atención al cliente nunca te solucionará nada

Esto más que una ley de Murphy es un gran problema (en vez de “gran problema”, muchos habrían escrito aquí un taco). Los servicios de atención al cliente son tan inútiles y tediosos en España que las situaciones que generan son ya un clásico: llamas a un número supuestamente gratuito, comunica, vuelves a llamar, comunica, vuelves a llamar, suena una musiquita y una máquina te dice que esperes, esperas, esperas, esperas, la voz repite la frase mientras la música sigue sonando, esperas, esperas, esperas, decides colgar y volver a llamar a ver si hay más suerte, comunica, vuelves a llamar, la musiquita de nuevo, tras 15 minutos esperando salta un contestador que te da cuatro opciones, seleccionas una y te ofrecen otras cinco, eliges la que crees que más puede aproximarse a tu problema y te dan otras tres, por fin te dan la opción de hablar con un teleoperador, la máquina te dice que todos los teleoperadores están ocupados, repites todo el proceso, al fin consigues hablar con un ser humano, le cuentas tu problema y te dice que para eso debes llamar a otro número (de pago, por supuesto), y vuelta a empezar…

Recomiendo encarecidamente su lectura.

Anuncios

Una batería de móvil explota y mata a un coreano

29 noviembre, 2007

Al leer la noticia he sentido un miedo horripilante, ¿qué pasaría si me explotara a mí el móvil en el bolsillo del pantalón? Francamente, no quiero ni pensarlo…

Pero a veces estas cosas ocurren, y si no que se lo digan a un pobre trabajador coreano, que tenía su móvil guardado en un bolsillo de la camisa, justo “en los morros” del corazón… hasta que la batería del aparato explotó. Adentro foto:

La explosión le provocó heridas incompatibles con la vida, ya que a la rotura de la columna vertebral y de varias costillas hay que sumarle la perforación del corazón y de ambos pulmones, vamos, lo que se dice un coladero.

Por norma general las baterias se deflagran (arden) y no estallan, y como tampoco sabemos qué tipo de móvil y de batería era pues… además, tampoco sabemos lo que estaba haciendo dicho trabajador, pero es mejor andar con cuidado.

Más adelante investigaré el tema de la explosión de las baterias.

:: Fuente: Engadget


Centrales nucleares portátiles

27 noviembre, 2007

Indignado me he quedado cuando he leido la noticia en la web del periódico 20minutos. Ya que al parecer, en el año 2012 se empezarían a producir en Nuevo Mexico un determinado número de centrales nucleares “portátiles”, del tamaño de un jacuzzi casero.

En principio, tienen pensado fabricar ¡¡hasta cuatro mil unidades!!, es increíble, la de cantidad de dinero que estarán destinando a este proyecto absurdo que bien podría ir dedicado a buscar alternativas energéticas limpias o a mejorar las ya existentes.

Aún así, el tema no queda ahí, ya que Hyperion, la empresa que tiene pensado fabricar estas minicentrales eléctricas, afirma lo siguiente:

Preferimos decir que es un módulo de energía o una batería, no un reactor

Claro, y las armas de fuego son elementos de defensa ante posibles ataques alienígenas, ya que mientras esperamos a los hombrecillos verdes las utilizamos como adorno. ¿Quién no tiene un rifle de francotirador colgado encima de un cuadro? Pues eso.

Y no termina ahí, ya que dan muchos datos técnicos, sí señor, toda una maravilla tecnológica, pero se olvidan de mencionar los niveles de radiación, probabilidad de fallos y qué ocurriría ante tal situación, dónde irían a parar los deshechos radiactivos una vez el reactor se agotara… No se, se me ocurren muchas preguntas de ese tipo, como ¿Qué ocurriría si una organización terrorista se hiciera con algún chisme de estos? ¿Qué capacidad de manipulación tienen este tipo de centrales? Porque vale, no son precisamente pequeñas, pero si en el mercado negro hay misiles nucleares de cuando se hacía la mili con lanza, imagináos el precio que adquiriría una cosa de estas pululando por ahí. Habría que encomendarse a Jack Bauer xD.

En fin, que se le va a hacer, supongo que se investigará seriamente la Fusión Nuclear cuando el planeta esté hecho una mierda, hayan desaparecido dos o tres continentes y el ser humano tenga un par de brazos más o algo así.


Autobuses ALSA con conexión a Internet

20 noviembre, 2007

Obviamente la empresa solo los montará en los autobuses “de lujo” de la compañía, y es que ALSA ha contratado un ancho de banda de 3,6Mbps a Vodafone, aunque han admitido que raramente se pasa de 2Mbps.

No sabemos lo fiable que será el sistema y sería curioso poner a trabajar en un portátil el Wireshark para ver la cantidad de paquetes perdidos, pero no deja de ser una buena noticia.

¿Os imagináis un CEVESA con conexión a Internet?