TimeVault: Time Machine para Ubuntu

30 diciembre, 2007

Una de las cosas que anunció Apple a bombo y platillo en la nueva versión de MacOS fue Time Machine, una aplicación que realizaba copias de seguridad del sistema cada X tiempo y que permitía al usuario en cuestión recuperar cualquier archivo que borrara por error o por problema del sistema operativo.

Pues bien, como el software libre permite juntar ideas de varios SO y mejorarlas, algunos programadores han creado su propia “Máquina del tiempo” para hacerla correr en Ubuntu, y la han bautizado como TimeVault.

La primera beta de esta aplicación ya ha sido publicada y es completamente estable y funcional (a falta de seguir descubriendo bugs), lo que desconozco es, si al igual que con TimeMachine en MacOS, se debe utilizar un disco duro externo para almacenar las copias de seguridad o si se puede guardar en el propio disco duro en el que se aloja el sistema operativo (o en cualquier partición por supuesto), aunque de un blog he sacado esto que se decanta por lo último:

TimeVault trabaja haciendo copias de seguridad de tu sistema, para poder visualizar como tenias tu sistema tiempo atrás, ya que crea una carpeta donde se van guardando los pantallazos que se sacan periódicamente.

Así pues habrá que seguir de cerca la evolución de este programa.

:: Descarga de TimeVault
:: Guía de instalación y configuración

:: Fuente: Cesarius Revolution


No he muerto, os deseo felices fiestas xD

30 diciembre, 2007

Quiero pedir disculpas a mis lectores (que son pocos xD) por mi desaparición, pero el curro en estas fiestas está matando mi tiempo libre y no puedo dedicarle todo el tiempo que querría ni a estudiar, asi que mucho menos al mantenimiento de un blog, pero como hasta las cinco tengo un rato libre pues pongo esta entrada y las que me de tiempo a poner.

Os deseo a todos feliz navidad y feliz año 2008 :)


Un perro que anda como las personas

21 diciembre, 2007

Anonadado me he quedado con este video que he visto en el blog de Ubunteate, menudo espíritu de superación que tiene un perro que ha nacido sin sus dos patas delanteras. Y también “que huevos” que tiene la dueña (disculpen la expresión xD).

Adentro video:

Para mear y no echar gota.


Cómo traducir Amarok al castellano

21 diciembre, 2007

Tras varios días de “descanso” (Ya me gustaría…), vuelvo a actualizar el blog, y lo haré con algo de bastante importancia, al menos para quien disfrute de este sensacional reproductor en Ubuntu, que es ni más ni menos la traducción al lenguaje de Cervantes del software Amarok.

He tenido la suerte de encontrármelo en el blog de Ubunteate y es bastante sencillo. Sólo tenéis que abrir el terminal y poner lo siguiente:

$ sudo apt-get install language-pack-kde-es-base language-pack-kde-es

Para quien no tenga Amarok y tenga la curiosidad de probarlo, lo encontraréis en los repositorios, de todos modos, para los más “frikis”, podéis hacerlo mediante terminal también:

$ sudo apt-get install amarok

:: Fuente: Ubunteate


Las diez leyes de Murphy de la tecnología

12 diciembre, 2007

Leyendo la versión digital del 20 minutos me he encontrado con esta curiosa noticia xDD, y la verdad es que a veces no le falta razón. Hago un copy and paste basto:

1. Todo aparato se estropea siempre después de que expira su garantía

Da igual que la garantía sea de seis meses, un año o dos. Si tu televisión, lavadora, portátil, videoconsola… tiene que estropearse, siempre lo hará cuando la garantía no te sirva para nada que no sea envolver el bocata del almuerzo.

2. Un transbordador espacial nunca despega a la primera

Ni a la segunda, ni a la tercera… Hace unos días, el Atlantis volvió a demostrar esta máxima con un nuevo retraso hasta enero. Da igual que en Cabo Cañaveral reluzca el sol como nunca, da igual que los ingenieros aseguren que no hay fisuras en el casco, da igual que hablemos del Atlantis, del Discovery o del Endeavour, el retraso está asegurado al 99%.

3. La tarjeta de crédito dejará de funcionar el día que no lleves efectivo

Llegan las compras navideñas o las rebajas, es igual. El caso es que has estado esperando una cola de más de media hora y, cuando por fin te toca pagar, el lector no lee tu tarjeta de crédito. Sin darte cuenta la habías guardado en el mismo bolsillo o compartimento que el teléfono móvil y el magnetismo ha ejercido su fatal influencia. No pasa nada, confiado miras el monedero y… ¡oh, horror!, ¡no tienes nada en efectivo! Ahora sí pasa algo…

4. Cuando quieres demostrar a alguien que algo no funciona, funcionará

Es la máxima del ridículo: si existe la posibilidad de que quedes en evidencia, como un torpe, quedarás como un torpe. Ya puedes pasarte horas investigando por qué demonios la impresora no funciona o por qué no tienes conexión a internet en el puesto de trabajo, cuando finalmente te decidas a llamar al departamento de soporte para que te solucione el problema, todo volverá a funcionar normalmente como por arte de magia.

5. Ningún disco duro es lo bastante grande

“¡Bah!, con 20 gigas no voy a llenar el disco duro nunca”, “¡Bah!, con 80 gigas no voy a llenar el disco duro nunca”, “¡Bah!, con 200 gigas no voy a llenar el disco duro nunca”. Mentira, mentira y mentira. Da igual cuánta capacidad tenga tu disco duro, en el mundo hay demasiadas películas, juegos y aplicaciones como para que te quepan todos en el ordenador y demasiado poco tiempo para irlos copiando en DVD. Deja de comprar discos duros externos, resígnate, nunca tendrás el espacio que necesitas.

6. El teléfono móvil no estará ahí cuando más lo necesites

No existe un aparato capaz de ocasionar tantos disgustos como el teléfono móvil. Aunque no lo utilices casi nunca y sólo lo hagas para llamar y enviar mensajes ocasionalmente, el día que te sea totalmente necesario lo habrás dejado en casa, no tendrás cobertura, te habrás quedado sin saldo o se le habrá acabado la batería (siempre la incidencia que más complicada sea de solucionar).

7. Es imposible recordar todas las contraseñas

La contraseña del foro de coches en el que te registraste el otro día, la de tus tres cuentas de correo electrónico, el PIN del móvil, la clave del cajero… Aunque te esfuerces en que la mayoría de tus contraseñas sean la misma, poco a poco irás introduciendo pequeñas variaciones que harán imposible que recuerdes todas a la primera.

8. El cajero electrónico no funcionará cuando más lo necesites

Si tienes una urgencia y necesitas sacar dinero del cajero inmediatamente, el cajero del banco más cercano no funcionará. Por supuesto, tampoco estarán operativos o no podrás acceder al resto de cajeros de esa oficina y la más próxima estará a quince minutos de camino. En el mejor de los casos, tras esperar una cola de varios minutos, te tocará esperar otros pocos más mientras el cajero permanece fuera de servicio. Y, siendo un gran afortunado, podrás sacar dinero del cajero de otra entidad cercana… paganado comisión, claro.

9. La actualización de Windows llega siempre en el peor momento

Estás viendo una película en el ordenador, o jugando a un juego en red, o hablando por VoIP con un familiar que vive en la otra punta del globo. Esos son los momentos más oportunos para que las actualizaciones automáticas de Windows te hagan una visita. Inicialmente basta con cerrar la ventanita y pedir que te avise más tarde. Pero Windows insistirá cada vez más a menudo (siempre coincidiendo con el momento en el que peor te viene) en que reinicies el ordenador para que se apliquen los cambios de la actualización. Si lo que estás haciendo es de máxima urgencia, acabará por reiniciarse solo. No falla.

10. El servicio de atención al cliente nunca te solucionará nada

Esto más que una ley de Murphy es un gran problema (en vez de “gran problema”, muchos habrían escrito aquí un taco). Los servicios de atención al cliente son tan inútiles y tediosos en España que las situaciones que generan son ya un clásico: llamas a un número supuestamente gratuito, comunica, vuelves a llamar, comunica, vuelves a llamar, suena una musiquita y una máquina te dice que esperes, esperas, esperas, esperas, la voz repite la frase mientras la música sigue sonando, esperas, esperas, esperas, decides colgar y volver a llamar a ver si hay más suerte, comunica, vuelves a llamar, la musiquita de nuevo, tras 15 minutos esperando salta un contestador que te da cuatro opciones, seleccionas una y te ofrecen otras cinco, eliges la que crees que más puede aproximarse a tu problema y te dan otras tres, por fin te dan la opción de hablar con un teleoperador, la máquina te dice que todos los teleoperadores están ocupados, repites todo el proceso, al fin consigues hablar con un ser humano, le cuentas tu problema y te dice que para eso debes llamar a otro número (de pago, por supuesto), y vuelta a empezar…

Recomiendo encarecidamente su lectura.


Seguridad Informática: Los dichosos puertos

12 diciembre, 2007

Me gustaría inaugurar esta sección con algo liviano pero muy importante, los puertos. Alguna vez alguien se ha preguntado: “¿Cómo puedo abrir los puertos del router? Es que el emule no me va”, pero desconocemos el peligro potencial que pueden llevar imbuidos, ya que basta que un puerto esté abierto, visible y desocupado para que un software malintencionado haga uso de él, ya sea desde dentro o desde fuera, y nuestro puerto abierto, como tiene la función de escuchar y recibir datos, pues hará lo que se le pida.

Pero no nos engañemos, aunque tengamos los puertos cerrados o invisibles no quiere decir que estemos seguros, ya que basta la explotación de un agujero de seguridad en un programa para abrir un puerto o usar precisamente el utilizado por dicho software, pero eso ya es otra historia. Es mejor ir por la vida enseñando sólo la IP y todos los puertos cerrados que ir gritándole a los cuatro vientos que tienes el puerto 80 abierto y que tu servidor apache está a la espera de que un “listo” aproveche algún agujero de seguridad.

Personalmente he tenido que formatear el PC y lo único que he hecho ha sido instalarle es actualizar el sistema operativo, instalar las últimas versiones de cuatro programas contados e instalar un Antispyware. Tras todo eso he realizado tres escaneos de puertos desde tres lugares diferentes y todos me dicen que los puertos más habituales para el uso en Internet están cerrados, son invisibles o silenciosos. Asi que algo es algo xD, pero aún así más adelante instalaré el Zonealarm (Firewall) para estar completamente seguro de que solo un “manitas”, y no cualquier manazas, puede colarse en mi PC.

¿Queréis saber si tenéis puertos abiertos? Os recomiendo que paséis estos tres test:

:: Scaner de puertos de UPSeros
:: Scaner de puertos de la sociedad de internautas
:: Symantec Security Check

Así pues, doy por inaugurada mi sección de seguridad informática, que iré actualizando según vaya adquiriendo conocimientos en esta materia y según vayan saliendo noticias relevantes relacionadas.

A cuidar esos ordenadores ;)


Reparar sector de arranque de Windows

10 diciembre, 2007

He de confesar que en el tema de tener Windows y Linux compartiendo disco duro estoy un poco verde. Me puse muy contento cuando comprobé lo sencillo que era instalar Ubuntu redimensionando la partición destinada a Windows XP, pero como todos sabemos, Windows se estropea y mucho.

Y da el casual de que en mi ordenador está empezando a fallar, por lo que se me plantearon algunas cuestiones para realizar tan ardua tarea de formateo e instalación cuando finalice los exámenes:

¿Si formateo la partición de Windows perderé el gestor de arranque Grub?

La respuesta es , se perderá, ya que Windows instaurará su propio sector de arranque, el famoso Windows MBR (Master Boot Record) y nos imposibilitará acceder a la partición de Linux, pero de ello ya os hablaré mañana o este fin de semana, cuando termine los exámenes.

He oido que a veces, en estos casos, el gestor de arranque que instala Windows (el MBR) no se instala bien y no se inicia ningún sistema operativo. ¿Es eso cierto?

La respuesta es , pero por suerte he encontrado un par de métodos para repararlo y que por lo menos tengamos un sistema operativo funcional, después nos meteríamos con el Grub, pero cada cosa a su tiempo.

FORMA DE REPARAR EL SECTOR DE ARRANQUE DE WINDOWS MEDIANTE LA CONSOLA DEL CD DE INSTALACIÓN

1. Arrancamos con el CD de instalacion de Windows XP (yo use uno con SP2 integrado).
2. Pulsamos R para entrar en la consola de recuperacion del sistema.
3. Nos pide que elijamos la instalacion de Windows. Normalmente solo tenemos 1 y pulsando 1 bastara.
4. Luego nos pide la contraseña del Administrador. Lo normal es que pulsando Intro entre si no pusimos ninguna durante la instalacion de WinXp; sino deberiamos saberla.
5. Una vez dentro de la linea de comandos, escribimos “CD ..” para ir a C:\. (Detras de CD hay un espacio y luego los 2 puntos).
6. Escribimos FIXMBR. Pulsamos ‘s’ para confirmar.
7. Escribimos FIXBOOT. Pulsamos ‘s’ para confirmar.
8. Reiniciamos y deberia arracar Windows sin problemas.

FORMA DE REPARAR EL SECTOR DE ARRANQUE DE WINDOWS MEDIANTE UN LIVE CD DE UBUNTU

Sí, puede que alguien se haya quedado igual de estupefacto que yo, pero es un método más a probar por si nuestro CD de Windows XP no está en condiciones.

Los requisitos indispensables para poder hacerlo mediante esta forma son tener un CD Live de Ubuntu y conexión a internet, es decir, un router.

Asi que tras arrancar Ubuntu en el live cd, abrimos el terminal y ponemos lo siguiente:

sudo apt-get install ms-sys

Y continuamos después con:

ms-sys –mbr /dev/hdX

En la X señalada en negrita ponemos la partición donde está Windows, si está en hd1 entonces tendremos que poner hda, por ejemplo.

Asi que después de eso, reiniciamos y debería funcionar el asunto.

:: Fuente: El método para arreglar el sector de arranque mediante Windows lo saqué de la web de Principiantes.info y el metodo para arreglarlo mediante Ubuntu Linux lo saqué de Cesarius Revolutions. Yo he aunado ambos métodos, pero el mérito es de sus autores ;)